miércoles, 6 de octubre de 2010

La Antroposofía es un camino del conocimiento que busca conducir lo espiritual en el hombre hacia lo espiritual en el universo. " Rudolf Steiner

Cuando se incursiona con necesidad de acercarse al saber, al conocimiento, se presenta frente al que busca una gran paleta de personalidades, de pensadores, de investigadores forjadores de la cultura actual.

Como muy pocos hombres en la historia, Rudolf Steiner combinó las capacidades de científico, investigador espiritual y artista. Volcó el resultado de sus investigaciones en el campo espiritual en lo que llamó Antroposofía, el saber acerca del Hombre. Es un mensaje para la conciencia de nuestro tiempo que, partiendo de las conquistas de las ciencias naturales y el pensar intelectual, despliega las vías de un reencuentro con el mundo espiritual que actúa detrás de todas las cosas. 

Desde muy temprana edad Rudolf Steiner tuvo experiencias directas de las realidades profundas que actúan por detrás de los fenómenos físicos cotidianos y buscó una comprensión científica de la percepción de estos dos reinos y de su mutua relación. Se preguntaba a sí mismo: ¿debo callar con relación al conocimiento de la existencia del mundo espiritual? ¿Debo callar aquello que conozco por experiencia, que sé real y existente y que está en todo lo creado?
Alrededor del año 1900, en respuesta a insistentes pedidos, Rudolf Steiner, comienza su actividad como conferencista, autor y maestro. Entrega con la Ciencia Espiritual Antroposófica una nueva cosmovisión, vertida en numerosos libros y aproximadamente 6.000 conferencias pronunciadas en diversas naciones de Europa. En el año 1913 funda la Sociedad Antroposófica como marco para la Antroposofía que va tomando cuerpo.
Con su obra, y en base a preguntas que se le formulaban, Steiner introdujo nuevos conocimientos en la filosofía, la medicina y las ciencias sociales; creó la agricultura biológico dinámica en armonía con la naturaleza y el cosmos; la pedagogía Waldorf y la pedagogía curativa, basados en un profundo conocimiento de la naturaleza humana.
En el área de la creación artística introdujo nuevos aportes en arquitectura, escultura, pintura, música, teatro y la formación del habla; creó la euritmia como un nuevo arte del movimiento. En el ámbito de la vida religiosa a pedido del Dr. en teología F. Rittelmeyer dio las bases para la renovación del culto cristiano, que actualmente se expresa en el movimiento religioso “La Comunidad de Cristianos”.
Como centro para la investigación y el desarrollo de la Ciencia Espiritual erigió en Dornach, cerca de Basilea, Suiza, el “Goetheanum”, comenzando las obras en 1913. Construida enteramente de madera, esta maravilla plástica y arquitectónica fue destruida por el fuego a fines de 1922 y reconstruida en hormigón sobre las bases de un nuevo modelo diseñado por Rudolf Steiner. Este segundo “Goetheanum” existe en la actualidad como Universidad Libre para el estudio de la Ciencia Espiritual.
Rudolf Steiner fallece en Dornach el 30 de marzo de 1925; desde entonces su obra continúa desarrollándose y vivificando la cultura de la época actual.

¿Por qué busca anhelosa
el alma humana 
conocimiento
de los mundos superiores?
Porque cada mirada
nacida del alma y dirigida al mundo sensible
se transforma en pregunta ansiosa
por el ser espiritual.
Rudolf Steiner
Traducción Paula Eppenstein

... los sentimientos y los pensamientos son hechos reales, tal como lo son las mesas y las sillas en el mundo físico sensible. En el mundo anímico y en el mundo de los pensamientos, los sentimientos y los pensamientos ejercen un efecto unos sobre otros, tal como en el mundo físico lo hacen las cosas. En tanto la conciencia de una persona no esté compenetrada vivamente de esta realidad, no podré creer que un pensamiento impropio que ella albergue pueda ejercer sobre otros pensamientos que animan el espacio del pensar un efecto tan devastador como el que ejerce una bala disparada al azar sobre los objetos físicos que alcance.
Si bien esta persona quizás nunca se permita realizar un acto físicamente visible que considerara insensato, no vacilará en albergar pensamientos o sentimientos impropios, ya que a estos los estima inofensivos para el mundo restante. Sin embargo, en la ciencia oculta se puede progresar solamente si uno vigila sus pensamientos y sus sentimientos del mismo modo como cuida sus pasos en el mundo físico.
Rudolf Steiner del libro “¿Cómo se alcanza el conocimiento de los mundos superiores?”

Una vida social sólo es saludable
cuando en el espejo del alma humana
se refleja toda la comunidad,
y en la comunidad vive
la fuerza del alma individual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada